Sarah gaset | Psicologia terapia individual
El terapeuta, desde una mirada de no juicio y compasión, invita a desplegar hasta la última cara de uno/a mismo/a para, así, ir descubriendo cuál es la más auténtica y verdadera
Psicologia, terapia, individual, crecimiento, búsqueda personal, deprimido, ansiosa, triste, estresada, fobias, miedos, inseguridades, bloqueos emocionales, baja autoestima, conflictos en las relaciones, pérdidas importantes (divorcio, separación, muerte…)
16234
page,page-id-16234,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive
 

Terapia individual

Terapia individual

Definiría el momento de terapia como un “santuario para el alma”. Donde “desnudarse”, dejarse ir, relajarse.

 

El terapeuta, desde una mirada de no juicio y compasión, invita a desplegar hasta la última cara de uno/a mismo/a para, así, ir descubriendo cuál es la más auténtica y verdadera. La esencial, la más transparente y limpia. La terapia sigue siendo una herramienta fundamenta en mi proceso de crecimiento y búsqueda personal. Como terapeuta, es necesario que haya hecho un profundo trabajo interior para poder saber acompañar y guiar, cuando sea necesario, a la persona que tengo delante.

 

¿A quién recomendaría ir a terapia? A todo el mundo que en un momento dado lo necesite y lo sienta, ya sea porque hay un malestar real o porque hay un anhelo interno que le pide moverse y trascender alguna barrera personales que ya han quedado obsoletas.

Teràpia individual
Precio de la sesión: 50€

La terapia puede ir bien cuando…

– Te sientes deprimido/da, ansioso/sa, triste, estresado/da…
– Tienes fobias, miedos, inseguridades, bloqueos emocionales, baja autoestima, conflictos en las relaciones, pérdidas importantes (divorcio, separación, muerte…)
– Estás en un momento de crisis y necesitas resituarte, ordenarte, darte un tiempo, descansar…
– Sientes que te falta un sentido, una motivación intrínseca que te conduzca hacia tus fines más elevados…
– Sientes un vacío que no sabes cómo llenar, a pesar de todo lo que te rodea…
– Te sientes bien y, sin embargo, tienes una llamada interna que te invita a seguir creciendo e investigando en tu mundo interno…


En cualquiera de estos casos, y de otros que tú podrías definir mejor porque son únicamente tuyos, será un placer acompañarte.